SOBRE LISH ACADEMY Y COMO EMPEZÓ TODO. ESTA ES MI HISTORIA

SOBRE LISH ACADEMY Y COMO EMPEZÓ TODO. ESTA ES MI HISTORIA

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Tutoriales

Hola, soy Ishwar Hall, y aquí voy a relatarte un poco mi historia, y cómo gracias a ser bilingüe inglés-español siempre se me han abierto puertas y no me ha faltado trabajo, hasta el punto de seguir mi sueño y crear mi propia academia para ayudar a personas como tu. Ayudarte a conocer y poder utilizar de manera súper eficaz la lengua anglosajona para que tu también cambies tu vida y llegues a lo más alto que jamás te hayas propuesto.

Soy el CEO de LISH Academy una empresa dedicada a ayudar a las personas a mejorar sus vidas mediante la fusión del coaching y el inglés, especializado en preparar a personas como tu a obtener un certificado oficial de inglés. Cuento con una experiencia superior a los 15 años entre EE.UU. y España y a día de hoy, todos los alumnos que se han preparado un certificado conmigo y mi metodología han aprobado a la primera. 

El truco, ¡hacer las cosas fáciles! Por que, aunque sea bilingüe, puede que nos parezcamos más de lo que tu te piensas. Recuerdo claramente atender el colegio en Fuengirola, lugar donde me crie, y estar presente en la clase de inglés y pensar “que aburrido es esto, si yo ya sé inglés pero es que además estas definiciones de gramática no las entiendo y no sé para qué sirven!”. Pues este fue un pensamiento que me vino con tan sólo 6 años de edad y estando en 1º de primaria. Por esto mismo, hasta que llegué al instituto no era un alumno que siempre, siempre sacara sobresalientes en esta asignatura, aún hablándola, ya que la mayoría de las veces me las pasaba pensando en las musarañas al ir de sobrado. 

Sinceramente, no llegué a prestarle mucha atención hasta los últimos años de secundaria cuando empezamos a ver expresiones gramaticales cada vez más complejas. Pero ese pensamiento de no entender claramente la definición en inglés seguía estando más presente que nunca, y no fue hasta que una compañera de clase, Ana, me pidió que le ayudara con el idioma y le explicara a ella la definición ya que tampoco la había entendido. En ese momento pensé “¿Cómo voy a explicarle algo que ni yo mismo entiendo? pero claro yo sé inglés y por supuesto no puedo decir que no ya que quedaría fatal; además como es una chica que me gusta, es una buena manera de acercarme a ella y pedirle una cita”. Y todo este pensamiento es lo que me dio el valor de leer una y otra vez la definición para entenderla. Finalmente, después de varias horas preparándome en casa, antes de que viniera Ana, lo conseguí entender; y para mi sorpresa, era mucho más sencillo de lo que inicialmente parecía. En ese momento, al comprender bien la definición pensé en ejemplos cotidianos de mi día a día donde utilizaba esas reglas y ¡voila! Había convertido algo difícil en algo muy fácil de entender. Ahora sí me sentía con toda la confianza de poder ayudar a Ana, (y de paso demostrarle lo inteligente que era). Por suerte lo entendió todo, de manera sencilla y eficaz, el cual le llevo a aprobar con un 8 el examen que tuvimos un par de días más tarde. He de decir, que me gané una cita con ella y empecé a entender el significado de un “win-win situation” 😉 

A partir de aquí comprendí lo importante que es para nuestro desarrollo el saber utilizar las herramientas que tenemos. Empecé a dar clases particulares y así a ganarme un dinerillo a la vez que pretendía estudiar. Pero no creas que aquí empezó un camino de rosas; tras vivir la separación de mis padres, y más aún la época en que mi padre se mudo a Noruega por trabajo (cuando vivía con él aquí en España) fue muy duro para mi, cosa que me impidió enfocarme en terminar mis estudios pre-universitarios y a buscar un trabajo. Sin experiencia en nada, lo único que había disponible eran puestos de comercial el cual me llevo a vender alarmas de seguridad en la costa. No obstante, mi gran deseo de ir a la universidad seguía muy presente y tenía muy claro que quería salir de España para hacerlo. Es por ello que finalmente decidí cambiar de trabajo y aquí inglés me abrió las puertas a la recepción de un hotel en Torremolinos. En poco tiempo gané lo suficiente como para comprar un billete de avión y emprender mi viaje a EE.UU.  Allí, tuve la suerte de hospedarme con mi abuela a quien ayudaba a cuidar porque sufría de alzhéimer entre otras muchas enfermedades, y empecé a preparar mi entrada a la universidad. Aunque en España no llegué a terminar el bachillerato, gracias al inglés pude prepararme las pruebas de acceso, aprobarlas y comenzar la carrera de medios de comunicación y publicidad. Es más, tan pronto como fui admitido en la carrera, pude ejercer como tutor, en este caso de español, a otros alumnos que lo estudiaban lo que me sirvió para mantenerme durante toda la carrera. Incluso tuve la oportunidad de ejercer como asistente de profesor para clases de alumnos ya graduados que estudiaban un master en “español para la medicina”. 

Después de graduarme en mayo de 2009 puse rumbo vuelta a España para cuidar de mi padre, quien padecía de cáncer y finalmente fallecería 3 meses más tarde. Otro duro golpe que resultaría en un cambio drástico en mi vida. Hasta este punto, enseñar inglés siempre había tenido un aspecto secundario (o al menos así lo pensaba yo) y nunca me había planteado seriamente dedicarme a esta profesión. Pero saber inglés me seguía abriendo puertas laborales cuando más lo necesitaba; obtuve ofertas para seguir trabajando en hoteles, en la recepción y posteriormente en animación que me parecía un trabajo más entretenido. Sería mientras finalizaba una temporada de animación y estando en el coche con mi hermana mayor (quien sí estudio magisterio), la escuche hablando por teléfono con una academia de inglés a la que estaba rechazando porque había obtenido una plaza en el colegio que ella quería cuando le dije, “pásame el teléfono” y con toda la confianza del mundo, le sugerí a la dueña de la academia que yo era el candidato ideal para el puesto lo cual me llevo a realizar la entrevista y empezar a trabajar en aquella academia una semana más tarde, justo cuando se acabo mi contrato en el hotel. 

Nuevamente inglés me había propiciado una nueva oportunidad laboral. En este punto es cuando empecé a tomármelo más en serio y a disfrutar ayudando a los demás a entender y aprender esta lengua tan útil. Empecé a preparar a alumnos para certificados oficiales, cosa que se me daba bastante bien, debido a que hacía fácil lo difícil y conseguía que mis alumnos entendieran las lecciones sin mucha complicación. Después de pasar varios años por distintas academias y colegios, se presentó la oportunidad de traducir, interpretar y generar un nuevo negocio dentro de una empresa de médicos que buscaba expandirse internacionalmente mediante el envío de trabajadores de la salud a países del Reino Unido e Irlanda debido a la falta de personal que había. 

Es aquí, durante mis años de director internacional, cuando decidí dar un paso más y obtener mi formación de Quantum Success Certified Attraction Coach de la mano de la prestigiosa Coach norteamericana Christy Whitman en su academia Quantum Success Coaching Academy. Esto me llevaría a aclarar mucho más mi futuro y recordar mi deseo de abrir mi propio negocio. Y así fue como en 2016 creé LISH Creations S.L. con la principal función de ayudar a todos aquellos hispanohablantes como tu a que aprendas esta lengua que tanto me ha servido a mi a la hora de tener una educación, formación, viajar y sobretodo a la hora de trabajar. 

Desde entonces he formado a cientos de alumnos de los cuales muchos han conseguido su trabajo ideal (y en tan sólo unos meses tras obtener su certificado oficial) gracias a este idioma, trabajando como profesores de inglés, abogados, agentes inmobiliarios, enfermeros y médicos en el extranjero, fisioterapeutas en empresas internacionales o alumnos estudiando en universidades extranjeras entre muchos otros beneficiados. Y ahora te toca a ti, ¿quieres beneficiarte también de tener un certificado oficial de inglés y poder utilizarlo de manera fructuosa en tu vida?